jueves, 4 de noviembre de 2010

La Inteligencia Naturalista (o el amor a la belleza)





¿Por qué hay gente que puede mirar una puesta de sol, una montaña o una flor durante horas? 
A menudo son personas que tienen la Inteligencia Naturalista muy desarrollada, es decir, que tienen la capacidad de entrar en comunión con la naturaleza y poseen una sensibilidad especial para admirarla y para buscar nuevos elementos en ella.
Esa inteligencia se puede estimular desde pequeños, creando así seres más empáticos y cuidadosos con el entorno, así como muy curiosos con todo lo que les rodea.
Para trabajar esta capacidad existen los diarios de observación, las excursiones fuera de la ciudad, los proyectos de investigación… las posibilidades son múltiples.

Os dejamos una ficha en la que se potencia la observación y los conocimientos que el propio alumno ya posee. En libro de Montserrat del Pozo hay decenas de ejemplos. 


(Pincha en la imagen)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada